Cultivo de fresa

Las raíces de la fresa se dispersan en forma superficial (15 – 30 cm) dentro del sustrato lo que requiere un riego en forma ligera, pero frecuente para mantener el sustrato húmedo, sobretodo en los sustrato bien drenados los cuales son los más recomendados para el cultivo